Sin poder determinar con exactitud la fecha del nacimiento de la telegrafía, se pueden situar los primeros intentos para establecer conexiones telegráficas sobre el año 1850.

Hasta entonces, las torres de telegrafía óptica llevaban a cabo el servicio y lo hacían desde 1845.

En el año 1854, se experimentó con la línea de telegrafía eléctrica entre Madrid e Irún con el objetivo de conectar España con las líneas francesas.

Parece ser que el primer telegrama del que se tiene constancia se envió desde Guadalajara a Madrid el 5 de junio de 1854.

Otro envío importante para la historia de la telegrafía española, fue realizado el 8 de noviembre de ese mismo año. Se trata de un telegrama que recogía el discurso de apertura del Parlamento realizado por la reina Isabel II y que daba lugar al «bienio liberal». Se envió a Francia, cruzando por primera vez la frontera pirenaica.

Después de muchas pruebas, el 17 de abril de 1855, la línea española conectaría con la europea enlazando a España con el resto del mundo vía telegráfica. Estas conexiones crecieron de forma imparable y se convirtieron en una herramienta indispensable para el desarrollo del país.

En la Biblioteca de Correos disponemos de una amplia información sobre el telégrafo. Nuestra colección de revistas especializadas reúne más de una veintena de títulos como la clásica Revista de Telégrafos desde 1861 o Telegrafistas.com,  producida por la Asociación de Amigos del Telégrafos, que realiza una gran labor por conservar y difundir la historia del telégrafo y sus telegrafistas.