El trabajo de Manuel López Méndez ha sido la segunda obra seleccionada este año para ser publicada dentro de la convocatoria de Ayudas a la Investigación que organiza la Biblioteca de Correos y la Unidad de Documentación y Estudios Históricos.

Memorias de un niño telegrafista, es un trabajo que se presenta bajo la forma de una crónica sobre el servicio telegráfico en España desde la década de los años sesenta hasta finales de los ochenta. Una crónica que relata los últimos años de la telegrafía y la transformación que sufrieron las telecomunicaciones en nuestro país con la llegada de nuevas tecnologías y sistemas de comunicación.

Se ha valorado de manera especial, la originalidad y el acierto del autor para combinar la narración de unas memorias con el relato preciso y detallado del trabajo y funcionamiento del servicio telegráfico en nuestro país, así como de los cambios ocurridos en los sistemas de comunicación. Todo ello envuelto en la crónica social, cultural y política de la historia de España en aquellos años.