El 30 de mayo de 1962, el teniente de alcalde de Madrid, José Soler y Díaz Guijarro, cortó la cinta que daba paso al recinto ferial de la I Feria Nacional del Sello.

En esa ocasión, treinta y cuatro casetas filatélicas, representaban las capitales españolas

Ya entonces, se destacó en la prensa nacional, como la filatelia, los sellos, sirven como difusores de las artes, las ciencias, la industria y las tradiciones de España.

En esa primera edición, el conde de Mayalde fue nombrado presidente de esa edición.

Desde entonces, y cincuenta ediciones después, aquí seguimos celebrando cada año esta fiesta de los sellos y que en los últimos tiempos, esta feria se ha convertido en un gran atractivo para el público.

Este año la feria se desarrollará un poco más tarde de lo habitual, entre los días 13 al 16 de junio.