La Biblioteca de Correos alberga documentos sorprendentes que nos ilustran sobre el funcionamiento del Correo desde sus orígenes.

 

Entre esos documentos, están las Cartas de Correos y Postas de distintas provincias de España de la segunda mitad del siglo XIX.

Estas cartas incluyen las poblaciones que tienen correo a diario.

Muestran un listado de iniciales que corresponden a esas poblaciones y que se refieren en los mapas de la provincia donde se ven las diferentes conducciones: en ferrocarril, en carruaje, a caballo o a pie.

También, indican en el mapa la localización de las estafetas y carterías de la provincia.