El nombramiento de Cartero Honorario es un título honorífico que se concede a personas que, sin ser empleados de Correos, han dedicado su obra y escritos a prestigiar esta Entidad.

El nombramiento conlleva el derecho de figurar en el escalafón de Carteros y el uso de uniforme sin sueldo. Y, la principal prerrogativa consiste en que pueden enviar toda la correspondencia sin tener que franquearla, estampando una marca especial en la que consta el título.

La primera persona que recibió este nombramiento fue Mariano Pardo de Figueroa, más conocido como Dr. Thebussem.

Es innecesario enumerar ahora los méritos para dicho honor, pues son de sobra conocidos. Los numerosos escritos sobre temas postales y las propuestas de mejora de los servicios  de correo son más que suficientes.

Para agradecer su trabajo desinteresado, los propios funcionarios gestaron la figura del Cartero Honorario, a favor de Mariano Pardo de Figueroa por su especial dedicación a dignificar la figura del correo.

Este título, en cierto modo, fue diseñado para él, y por ello se ajusta a su persona como un guante.